Si ahora mismo saliésemos a la calle y comenzásemos a fijarnos en el peinado de cada una de las personas con las que nos cruzásemos, ¿qué veríamos? Un sinfín de posibilidades. Cabellos largos, cortos, rubios, morenos, cuidados, sin cuidar, lacios, rizados, flequillos, recogidos, sueltos, trenzados, moños, teñidos, naturales…Pues esto es, a grandes rasgos, lo que también nos hubiésemos encontrado si hubiésemos llevado a cabo el mismo experimento en la Escandinavia de los siglos VIII a XI. Todo un abanico de posibilidades, eso sí, posibilidades vikingas.

Ya vimos en el artículo sobre La Higiene de los Vikingos que la imagen del vikingo zarrapastroso, sucio y despeinado es absolutamente falsa y uno de los muchos mitos que giran en torno a este pueblo. Sabemos que se aseaban con más frecuencia que, por ejemplo, los cristianos y sabemos que utilizaban multiplicidad de objetos y artilugios para llevar a cabo este aseo, entre ellos peines, tijeras y navajas de afeitar. Gracias a la existencia de estos objetos y a numerosas fuentes escritas como las Sagas, los textos mitológicos y crónicas de contemporáneos, o textos más precisos como el Hávamal, la Edda Mayor o la Völuspá, sabemos que la apariencia física fue algo muy importante para los vikingos y un aspecto al que dedicaron especial atención fue a su cabello.

Gracias a una mezcla de la arqueología (que ha aportado figurillas y piedras y maderas talladas con imágenes en las que podemos ver peinados) y de las fuentes escritas, sabemos que los vikingos no sólo se peinaban cada día, como nos recuerda John of Wallingford, si no que gozaban de un amplio repertorio de estilismos. Adentrémonos en ellos.

Para hacer más ameno y más visual este artículo me voy a apoyar en imágenes de los personajes de una serie que, a estas alturas, ya habréis visto muchos de vosotros; me refiero a la serie Vikings, de History Channel. Si no la habéis visto, no hay problema, nos valen igual las imágenes pues los estilismos, estilismos son. Para los que sí la habéis visto, podréis comprobar que no siempre el espectáculo casa con el rigor histórico aunque, bajo mi punto de vista, la serie es realmente buena y esto no la desmerece.

Vamos a comenzar echando por tierra otro de esos mitos inamovibles que orbitan alrededor de los vikingos: no todos los vikingos eran rubios o pelirrojizos de pelo lacio al viento y ojos azules. Ni de lejos. Al igual que hoy en día, en la Escandinavia del siglo IX podríamos haber encontrado rubios, pelirrojos, castaños y vikingos muy morenos. ¿A qué se debe esta heterogeneidad? Pues debido a que ya por aquel entonces los intercambios culturales y las mezclas de población eran muy corrientes y no todos los vikingos tenían ascendencia escandinava. No obstante, no todo el mito es falso; estudios arqueológicos han revelado que sí parece ser que hubo tendencias más marcadas según la zona; Suecia habría sido el hogar de vikingos principalmente rubios mientras que Dinamarca y Noruega habrían albergado una mayoría pelirroja. Eso sí, entre muchos morenos también.

Si seguimos hablando de colores de pelo hemos de decir que, según textos y crónicas, los vikingos apreciaban especialmente el cabello de color rubio y, según sus particulares cánones de belleza vikingos, cuanto más morena era una persona, más fea se la consideraba. Para solucionar esto los vikingos “teñían” sus cabellos. Según el cronista árabe Ibn Fadlan los rus blanqueaban sus barbas, y algunos también sus cabellos, con una pasta de amarillo azafrán, una especie de jabón muy fuerte a base de grasa de cabra y ceniza de haya, que lo volvía de color pajizo. El historiador romano Plinio el Viejo ya registraba esta práctica entre los germanos siglos antes a Ibn Fadlan y añadía que se trataba de una práctica más usual entre los hombres que las mujeres. Parece que ser que durante la Era Vikinga también fue así.

“[…] el jabón es obra de los galos y lo usan para enrojecer sus cabellos. Está hecho de grasa y ceniza […]” Plinio el Viejo, Historia Naturalis.

Aunque teñirse el cabello fuese más habitual en los hombres (sobre todo las barbas) sabemos que las mujeres vikingas, como las celtas y usando técnicas importadas de éstas, utilizaban otros tipos de jabones para volver sus cabellos del apreciado color rubio.

Después de lo colores, pasemos a los estilismos; sabemos que los vikingos llevaban “looks” muy cuidados y muy concretos tanto en la barba como en el cabello.  En una vieja carta inglesa un hermano le advierte a otro que no “caiga en la tentación de no seguir las costumbres anglosajonas por cambiarlas por las modas danesas de nucas rapadas y ojos ciegos”. Con nucas rapadas y ojos ciegos tal vez se refiere a la moda de algunos vikingos de afeitarse la cabeza dejándose a su vez un largo flequillo, práctica que, como veremos, parece que llevaron a cabo los normandos.

Veamos por separados a los vikingos y a las vikingas.

El look del vikingo.

El Cabello.

Acabamos de ver que los looks eran muchos, ¿qué les habría decantado por un estilo u otro? Probablemente razones como la región en la que vivían, la clase o estatus social o el oficio que desempeñaban.

Así, los esclavos o thraells, la parte más baja de la sociedad, llevaban el pelo muy corto o rapado, como símbolo de su condición social. Los hombres libres de condición social estándar o bondi habrían llevado el pelo a la altura de los hombros, suelto y limpio y la barba tan larga como les fuese cómodo. Los guerreros, por ejemplo, habrían optado por peinados acordes a su profesión y que les resultasen cómodos; solían llevar el pelo corto o, en el caso de ser largo, recogido. Lo mismo pasaba con la barba ya que había que evitar que el cabello se convirtiese en un hándicap en la lucha, un pelo y una barba largas ofrecía al adversario la oportunidad de tirar de ellas en combate. Y ya sabemos que los vikingos si algo fueron, es prácticos. Los normandos, no sabemos si importado de Escandinavia, aunque no hay evidencias anteriores, o como forma de diferenciarse de los francos una vez se establecieron en Normandía, lucían la nuca afeitada, combinada con mechones largos por delante y frondosos flequillos. Se afeitaban la mitad inferior trasera de la cabeza, trazando una línea de oreja a oreja, como un tazón. La parte superior y delantera la habrían llevado larga, probablemente recogida en trenzas o nudos.

En realidad, como hemos mencionado, habría habido vikingos de pelo corto, media melena, largo, con flequillo, sin él, con partes de la cabeza rapadas, con el cabello trenzado, suelto, agarrado… Y un sinfin más.

Las barbas y los bigotes.

El mundo de las barbas y los bigotes fue tan o más amplio que el de las cabezas, pero, sea como fuere la barba o el bigote en cuestión, estos estaban siempre bien cuidados y arreglados. Afeitadas, cortas, largas, muy largas, lisas, sueltas, trenzadas en una trenza, en dos, en tres o en muchas, de igual forma separadas en dos, en tres o en muchos mechones, con abalorios, perillas, bigotes largos y unidos a las barbas, bigotes cortos, bigotes retorcidos que acababan en punta (como Dalí), trenzados, con adornos… Como veis, muchísimas opciones en este aspecto.

Así pues, si pensáis en términos de probabilidad y estadística combinando barbas, bigotes y cabezas… El panorama de estilismos masculinos vikingos debió ser enormemente amplio, aunque en algunas zonas predominase más algún tipo concreto por moda, profesión mayoritaria o el motivo que fuese.

Vamos a ver unas cuantas fotos de los personajes masculinos de la serie Vikings para hacernos una idea:

Ragnar y Rollo; Ragnar lleva un peinado normando en el siglo VIII. El peinado no está mal, pero el momento histórico y el lugar geográfico, sí lo están. Eso sí, vistoso queda un rato. Rollo, con el pelo moreno y largo, recogido para que no moleste en combate (aunque probablemente los vikingos se lo recogiesen aún más) y la barba no muy larga. Probablemente la imagen más típica de un vikingo. De Lagertha hablaremos luego.

Peinados 2

Ragnar y Bjorn: Más peinados normandos. El de Bjorn con el pelo cortito.

Ragnar y Bjorn
Ragnar y Bjorn

¿Un esclavo?: Desde luego por los ropajes no lo parece y en la serie no lo es, pero esa cabeza afeitada lo que estaría diciendo es que sí lo era. A no ser que no te quedase otra opción (por ser calvo) una cabeza afeitada era símbolo de esclavitud.

peinados 08
Un hombre afeitado con barba

El jarl rico de Svealand y Torstig: Calvos, pero con magníficos ejemplos de barbas trenzadas en uno o varios mechones.

peinados 38
Jarl de Svealand
Torstein
Torstig

Ejemplos variados: Ragnar con el estilo normando y barba corta y arreglada, Leif con estilo normando también pero con el pelo corto y con una barba muy larga anudada, Arne con pelo corto, flequillo y barba muy corta, Erik con el pelo muy largo, suelto y barba muy larga también trenzada en varios mechones, Floki con el pelo y barba cortos, entre otros.

peinados Varios
Peinados Varios

Barbas y Bigotes con abalorios y estilos distintos.

peinados 26
Leif con abalorios colgando de la barba
peinados 33
barba trenzada
peinados 25
Bigotes “a lo Dalí” con abalorios.

Y, curioso, una barba teñida:

peinados 21
Barba teñida claramente más rojiza que el cabello

El look de la vikinga:

Las vikingas gozaron de menos variantes en cuanto a sus peinados ya que, por norma  general y exceptuando las esclavas (que de igual modo que los esclavos varones llevaban el pelo muy corto o rapado) no hemos encontrado evidencias de ninguna vikinga que no llevase el pelo largo.  Si bien en el caso de los hombres lo que les hacía optar por un peinado u otro eran cuestiones como la clase social, el oficio o la región, las vikingas se diferenciaban sobretodo, además de por la región en algunos aspectos, por su condición de mujeres casadas o no.

Las niñas y las solteras llevaban generalmente el pelo suelto, pudiendo optar por diademas, alguna trenza o kransen (una especie de tocado parecido a una corona de flores) en ocasiones especiales.

Las mujeres casadas, como en otras muchísimas sociedades, solían recoger su pelo. Las vikingas lo hicieron de múltiples formas; atado con alguna cinta de colores en la nuca, colas de caballo, trenzado con cintas entrelazadas, con un moño bajo, con algún tipo de arreglo más alto… Algunas fuentes señalan que lo habrían llevado recogido en tocados o cubiertos con gorros, sombreros, capuchones, velos o pañuelos.

Veamos alguna prenda concreta;

El fillet: Una especie de banda o cinta de tela brocada que se ponían las mujeres alrededor de la cabeza, como una especie de corona. Podía llevarse sola, entrelazándola con el cabello o sujetando algún tipo de velo o pañuelo. El brocado podía ser de hilo de oro o plata y los pañuelos de lino o de seda, según la clase social. Este tipo de tocado no sólo lo usaron las vikingas, si no que fue harto común entre las mujeres francas, anglosajonas, alemanas, bávaras, lombardas y las visigodas de la península ibérica durante la misma época.

fillet2
Fillet solo
Fillet
Fillet sujetando un pañuelo – Influencia cristiana
Ragnar y Bjor con Fillet.
Ragnar y Bjorn con Fillet. Que sepamos, los hombres no lo usaron. Licencias cinematográficas.

Pañuelos: No se sabe qué uso exacto se les habría dado. Los hallados en Dublín, por ejemplo, están teñidos de color lila y tienen flecos.

Capuchas, caperuzas, capuchones: Éstas consistían normalmente en rectángulos de tela que cubrían la cabeza hasta la parte baja del cuello y se ataban con cintas o bien en la nuca o bien bajo la barbilla. Las dos más famosas son las de Jorvik y Dublín:

Jorvik Hood: la parte superior, justo en la coronilla, terminaba de forma redondeada, se anudaba bajo la barbilla y estaba confeccionada en seda.

Jorvik Hood 2
Jorvik Hood
jorvik1
Jorvik Hood
jorvik2
Jorvik Hood

Dublin Hood: la parte superior era más puntiaguda ya que la forma de la tela era más rectangular que la de Jorvik, se ataba de igual forma bajo la barbilla y se confeccionaba de lana.

dublin2
Dublin Hood.
Dublin Hood
Dublin Hood

Aquí podéis ver un cuadro de lo que habría sido la evolución de algunos tocados por zonas.

Tipo de tocado

Zona Escandinavia

Siglo IX

Siglo X

Oeste Escandinavia: Noruega, Fillet a solas, Jorvik Hood
Islandia, Islas Británicas Fillet con velo Dublin Hood
Este Escandinavia: Fillet brocado Fillet brocado
Suecia  y Colonias   caperuzas varias

Hemos de señalar que, si bien los textos escritos hacen mucho hincapié en la obligatoriedad de estos accesorios para cubrir las melenas femeninas de las mujeres casadas, los restos arqueológicos no nos dicen lo mismo.  Es más que probable que ésta sea una introducción cristiana y que las mujeres vikingas no hubiesen tenido la costumbre de cubrirse la cabeza. Sin embargo, es probable que con la introducción del cristianismo en Escandinavia bien sea por la propia conversión de algunos o por el contacto directo e íntimo entre ambas sociedades, las vikingas acabasen por adoptar la costumbre. Nótese que la mayoría de los hallazgos de estos tocados se han realizado en lugares en los que la convivencia entre autóctonos cristianos y vikingos fue extremadamente fuerte, como Inglaterra o Irlanda, en ciudades como Jorvik o Dublín.

Como último apunte del estilismo de las vikingas, todas ellas utilizaron joyas y abalorios para adornar sus cabellos o tocados más o menos ostentosos según su condición social; diademas con abalorios sencillos o piedras preciosas, cuentas de cristal en las trenzas o los recogidos, lazos sencillos o de lujosas telas, hilos de oro o plata para los brocados, etcétera. Como veremos cuando hablemos de la vestimenta, los vikingos no sólo es que cuidasen su aspecto en cuanto al aseo, sino también su apariencia física y su vestuario. En su faceta de magníficos comerciantes, los vikingos importaron todo tipo de productos de lujo de tierras muy lejanas; sedas de Bizancio, joyas de Bagdad, ámbar del Báltico…

Veamos algunos prsonajes femeninos de la serie.

Lagertha y Gyda: Los peinados de Gyda son correctos, suele aparecer con el pelo suelto o con algún recogido práctico acorde a su niñez. Los peinados de Lagertha son muy bonitos, pero probablemente poco reales, como mujer casada habría llevado algo más recogido a lo que podéis ver.

Lagertha y Gyda
Lagertha y Gyda

Lagertha de skáldmo o escudera: Desde luego da la impresión agresiva y “rockera” que (como veréis en el vídeo que os enlazo después) pretende la estilista de la serie. Sin embarho, personalmente me parece muy poco apropiado para ir a luchar con tanto mechón del que tirar.

Lagertha Skáldmo
Lagertha Skáldmo

En el resto de peindaos femeninos, Siggy, Thiry, Helga, Aslaug, lo que vemos son cabellos y melenas sueltas independientemente de la condición de la mujer (casada o soltera) y ningún recogido. Supongo que es más atractivo así, pero en este sentido los peinados femeninos pierden casi todo su rigor. En cuanto a los peinados masculinos el rigor es bastante mayor, tal vez porque la variedad en sí misma es mayor y hay más posibilidades de acierto, documentado o no.

Helga con el pelo suelto
Helga con el pelo suelto
Aslaug con el pelo suelto
Aslaug con el pelo suelto

Voy a concluir el artículo con una extensa galería de imágenes de la serie, para que tengáis un abanico más amplio y seáis vosotros mismos los que podáis ver todos los estilos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Vídeo: Explicaciones de la estilista de la serie Vikings sobre los peinados de los actores.

http://www.history.com/shows/vikings/videos/vikings-hair-design

Bibliografía