La fecha de inicio de la Era Vikinga se ha establecido en el año 793 con la primera incursión y saqueo a un monasterio que se encontraba en Lindisfarne, en la costa de Northumbria, en Inglaterra.  Se considera el pistoletazo de salida a toda una carrera de saqueos e incursiones a ambos lados de Escandinavia durante siglos. Sin embargo, la Crónica Anglosajona recogió un ataque un tanto “distinto” unos años antes, en el 787 o 789 (las fuentes no son muy claras en este aspecto), bastante…peculiar.

“One early incident that did not involve a church took place in the reign of Beorhtric, King of the West Saxons (786-802). The crews of three ships […] landed in Portland on the south coast of England and killed a royal reeve who mistook them for merchants.”

Traducción: Un incidente temprano que no tuvo nada que ver con ninguna iglesia ocurrió en el reino de Beorhtric, rey de los Sajones Occidentales (786-802). La tripulación de tres barcos desembarcó en Portland, en la costa sur de Inglaterra y mataron a un juez local del rey quien los había confundido con comerciantes.

Mucho cuidado con subestimar a los vikingos.

Una curiosidad más.

 Bibliografía:

  • SAWYER, Peter. The Oxford Ilustrated Histiory of the Vikings. Oxford University Press, Oxford, 1997
Anuncios