Yelmo de antifaz de la era de Vendel (Museo Nacional sueco de antigüedades)
Yelmo de antifaz de la era de Vendel (Museo Nacional sueco de antigüedades)

Lo que veis en la imagen superior es un yelmo de antifaz, hallado en un yacimiento arqueológico funerario de Suecia de la Era de Vendel. ¿Qué es la Era de Vendel? Es el periodo histórico inminentemente anterior a la Era Vikinga, que se extendió entre el 500 y el 800 aproximadamente, sobre todo en territorio sueco.

Un dato curioso de esta etapa nos lo dan los hallazgos arqueológicos a través de los cuales se ha conocido que la Suecia de la Era de Vendel contó con imponentes tropas de caballería. Se habría tratado de importantes guerreros bajo las órdenes de grandes líderes, armados con costosas armaduras (se han hallado en los restos funerarios yelmos de antifaz, cotas de malla, estribos, sillas de montar, armas pesadas…). Todo este armamento y esta forma de luchar cayeron en desuso a lo largo del siglo VIII. ¿Por qué los vikingos de unos años después no tienen nada que ver con estos guerreros de la Era de Vendel? Si pensamos en un vikingo, veremos que su aspecto está muy lejos del de estos guerreros de época anterior, y esto se debe a que el modus operandi de los vikingos fue sustancialmente distinto; a grandes rasgos y sin matizar, su método fue el de las incursiones relámpago, llamadas strandhögg, literalmente “lucha sobre la arena” o “lucha en la playa”. Se trataba de viajes que se realizaban en barcos, el långskip, y que incluían una primera incursión de espionaje a la que seguía el ataque rápido, la guerra de guerrillas,  el saqueo, el incendio y la vuelta al barco, por lo que se necesitaba un equipo más acorde con este nuevo modo de guerra. Un equipaje más ligero de transportar en barco y más manejable que alejó a los vikingos de los soldados de caballería y los acercó a la infantería. Este tipo de ataque, principalmente usado por los noruegos, rompía totalmente cualquier expectativa de éxito de la defensa organizada que esperaba un comportamiento militar de un ejército convencional. No sólo lo usaron para atacar territorios extranjeros, sino que también lo usaron en zonas nórdicas, por lo que Harald I de Noruega decidió prohibirlo.

Las técnicas, las armas y el modo de lucha de los soldados escandinavos de la Era de Vendel fueron “recuperadas” por los vikingos que llegaron a Bizancio, los varegos, que se convirtieron en la Guardia Varega, la guardia personal del Emperador Bizantino

Bibliografía.

  • HALL, Richard. El mundo de los vikingos. Ed. Akal Grandes Temas, Madrid, 2008.
  • OXENSTIERNA, Eric Graf. Los vikingos. Ed. Caralt, Barcelona, 1977
  • SAWYER, Peter. The Oxford Ilustrated Histiory of the Vikings. Oxford University Press, Oxford, 1997.