Estela rúnica de Harald Bluetooth en su versión siglo XXI
Estela rúnica de Harald Bluetooth en su versión siglo XXI

Lo que os voy a contar en esta entrada es una de esas cosas que estamos cansados de ver en nuestro día a día en la que, seguramente, no nos hemos fijado lo suficiente como para darnos cuenta y que entra dentro tanto de la categoría “Curiosidades Vikingas” como de la de “Legado Vikingo

El protagonista de esta historia es el que fuera rey de Noruega y Dinamarca en el siglo X, Harald Blåtand o “Bluetooth” Gormson. Hijo de Gorm el Viejo, rey de Jutlandia (Dinamarca) entre el año 936 y 958 y de su esposa Thyra Danebog, hija del Jarl Haraldl Klak de Jutlandia y reina consorte de Dinamarca. Una de las piedras rúnicas más fascinantes y más grandes que se conservan hoy en día la hizo construir el padre de Harald, Gorm, para su difunta esposa Thyra; se trata de dos estelas rúnicas, conocidas como las Piedras de Jelling, que se encuentran actualmente en Dinamarca y que suponen para los arqueólogos uno de los mayores ejemplos de la transición de la era pagana a la era cristiana en Escandinavia. Se dice que Gorm era pagano y Thyra cristiana, por lo que las inscripciones de estas piedras combinan de forma muy curiosa tanto runas como elementos. El propio Harald Bluetooth, unos años después, mandaría erigir en el mismo lugar otra estela rúnica en memoria de sus padres también con ese mismo amalgama de elementos paganos y cristianos entremezclados y, como veréis en la piedra, entrelazados.

Rune Stone Jelling Dinamarca
Piedras rúnicas de Jelling (Dinamarca) de Gorm el Viejo.
Jelling Stone Harald Bluetooth
Reconstrucción de lo que habría sido la estela rúnica de Jelling (Dinamarca) de Harald Bluetooth. Podemos observar un Cristo rodeado de elementos paganos.

La figura de Harald Blåtand o Bluetooth daría para hablar largo y tendido en un artículo muy amplio, sin embargo en éste voy a ser sustancialmente breve ya que el propósito de su mención es acercarnos a la curiosidad final. Harald es un caso de rey excepcional ya que se cree que se trata del primer caso documentado y más o menos fiable de “monarquía hereditaria” en la Era Vikinga al pasar el trono de su padre Gorm el Viejo a él. Hasta la fecha, a la muerte de un rey – lo mismo que de un importante jarl o noble – no se producía una sucesión inmediata en la figura de los hijos de éste, sino que se existían varias posibilidades para acordar la sucesión; una de ellas sería  una lucha entre jarls o nobles poderosos para ocupar el trono vacante, otra es que las asambleas escogiesen un nuevo rey o líder. Es más que probable que, mediante lucha o mediante elección en asamblea muchos hijos sucediesen a sus padres, sin embargo, parece ser que el caso de Harald fue el primero de sucesión por vía hereditaria. De su padre Gorm heredó el trono de Dinamarca en el año 958 y de Harald II Gråfeldr (el de piel gris) heredó el de Noruega en el año 976. Reinó hasta el año 986, año en el que fue asesinado. Respecto a su muerte hay varias leyendas y no sabemos exactamente cuál es la correcta; según qué documentos antiguos – como Sagas y Crónicas – leamos, la muerte de Harald fue a manos de su hijo Svend Tveskjaeg Haraldson o Svend I de Dinamarca, el de la Barba Ahorquillada por su forma de peinarla, conquistador de Inglaterra en el año 1013. Según la Saga Jomsvikings la muerte de Harald fue a manos de Tord Palnason, conocido como Palantoke, un héroe y jarl vikingo danés de la isla de Fyn, tutor y mentor del mencionado Svend I y  fundador de los jomsvikings, unos mercenarios vikingos que estuvieron en activo entre los siglos X y finales del XI y de los que se cree que eran fieles a un particular culto a Odín y Thor aunque, como mercenarios que eran, no dudaban en dejar de lado sus raíces paganas para luchar a las órdenes del mejor postor. Una de las grandes especulaciones en torno a ellos es la creencia de que estos mercenarios también fundaron la ciudad fortaleza semilegendaria de Jomsborg, supuestamente localizada al sur del Mar Báltico, en el estuario del Óder entre los años 960 y 1943.

Aunque su muerte no esté muy clara, su reinado es bastante más fácil de rastrear. Sabemos que subió al trono danés con apenas 25 años y que fue un monarca realmente beligerante que se tomó muy en serio el aspecto militar en sus territorios. Para muestra un botón; en el año 968 reforzó la muralla del Danevirke (de la que ya hablamos en el Ciclo de Construcciones Vikingas que puedes ver pinchando aquí) para resguardarse de los ataques de francos y germanos contra los que luchó en los años 974 y 983. Además, a lo largo de su reinado unificó el país y lo reforzó militarmente hablando. ¿Cómo lo hizo? Sabemos, gracias a la arqueología, que construyó fortalezas circulares en puntos clave por todo el reino. Hasta la fecha se han descubierto cuatro, construidas con gran precisión geométrica, las más conocidas de las cuales son las de Trelleborg, en Slagelse ( fortaleza que además da el nombre a este tipo de construcciones llamadas comúnmente Trelleborgs) y la de Fykat, en Jutlandia y de las que hablaremos más extensamente en próximas entradas sobre las Construcciones Vikingas. Estos enclaves no sólo eran “simples” fortalezas, eran centros de control regional, centros de recaudación de impuestos e importantes símbolos de poder que mostraron la fuerza del rey que las hizo construir.

Trelleborg
Reconstrucción de la fortaleza circular de Trelleborg.

Uno de los hitos del reinado de Harald Bluetooth es la cristianización. Cuenta la leyenda que en el año 960 el rey se convirtió al cristianismo y obligó a hacerlo a toda la población que vivía bajo sus dominios por “culpa” de un misionero germano que llegó a su corte para evangelizarlo. Esto no era raro en las cortes escandinavas del siglo X ya que las misiones evangelizadoras, desde el continente y desde las Islas Británicas, llevaban azotando el territorio desde, según sabemos, el siglo VII con mucha persistencia. Cuando el monje se presentó ante Harald, éste desconfió de su Dios cristiano y le dijo a éste que sólo se convertiría al cristianismo si lograba demostrarle el poder de su Dios cogiendo una barra de hierro ardiendo sin quemarse. Cuenta la leyenda también que así sucedió y que, como había prometido, Harald se convirtió al cristianismo y lo impuso como religión oficial en todos sus dominios, aunque en el fondo se dice que siguió siendo pagando, al igual que la gran mayoría de sus súbditos.

¿Por qué si era pagano aceptó el cristianismo? La historia que hemos contado en el párrafo anterior no deja de ser una leyenda que parece, a fin de cuentas, una justificación de por qué los escandinavos, los vikingos, dejaron de lado sus primigenias creencias para abarcar unas nuevas. Sin embargo, cuando hablemos de la cristianización de Escandinavia en próximas entradas, veremos que la respuesta puede ser algo más elaborada y alejada de ningún elemento legendario o milagroso; la religión cristiana fue atrayente para muchos reyes vikingos a partir del momento en el que se produjo una centralización del poder cada vez más acusada en Escandinavia ya que, al abrazar la nueva fe, ésta les permitía hacerse con el control religioso a nivel local y regional por encima de otros jefes o jarls menores que dirigían el culto en la religión pagana. Así, cristianizando el territorio, reforzaban su autoridad usando la máxima cristiana “líderes en la tierra designados o por la gracia de Dios” que no existía antes en el mundo nórdico pagano.

Tras presentar a este monarca como se merece, aunque podríamos haber dicho mucho más, llegamos a la parte que nos interesa; su nombre. Se le conoció con los apodos de Harald “Blåtand” o “Bluetooth” Gormson. ¿De dónde salen estos nombres? Hay varias teorías;

  • Harald “Blåtand” Gormson porque era un hombre realmente moreno de pelo y piel, ya sabemos que los vikingos morenos eran comunes en Escandinavia y lo vimos cuando hablamos del aspecto de los vikingos, sin embargo lo moreno de este rey debió ser algo realmente inusual para los daneses de la época, que no dudaron en extraer de ello el sobrenombre del monarca. La etimología proviene de las raíces Blå (oscuro) y tand (hombre).
  • Harald “Bluetooth” Gormson. Aquí está más claro que nos referimos a Harald Diente Azul, sin embargo la controversia radica en el porqué, habiendo dos teorías. La primera dice que es porque el rey danés y noruego habría sufrido una enfermedad llamada eritroblastosis fetal, que habría hecho que algunos de sus dientes fuesen azulados. La segunda teoría cuenta, según la leyenda, que Harald era tan aficionado a comer arándonos que siempre tenía los dientes azules. Esta última es la explicación que, aunque probablemente es mitad mito – mitad realidad, más adeptos tiene a día de hoy.

El legado de Harald: El Bluetooth de Ericsson.

Logo Bluetooth
Logo Bluetooth

Ericsson suena muy vikingo, ¿verdad? Pues en realidad, como algunos ya sabréis y otros os habréis imaginado, estamos hablando de la compañía multinacional de telecomunicaciones Ericsson, de origen sueco, fundada por en 1876 por Lars Magnus Ericsson originalmente como un taller de reparación de equipos de telegrafía. Esta compañía por todos conocida diseñó y patentó el dispositivo Bluetooth, algo que probablemente todos hemos utilizado alguna vez en el coche, en el móvil, entre distintos aparatos…, y al que  bautizó con el nombre del rey del que acabamos de hablar, Harald Bluetooth.

Lo más curioso, amén del nombre, es su logotipo, el cual todos hemos visto también alguna vez pero en el que seguro que, hasta ahora, muchos no os habíais fijado detenidamente, como me pasó a mí el día que leí esta historia y lo comprobé. En el año 2000 el Bluetooth Special Interest Group, formado por las compañías Ericsson, Nokia, 3Com, Microsoft, IBM, Motorola, Toshiba, Inter y Lucent Technologies, diseñaron y aprobaron el logotipo del Bluetooth, formado por las runas hagall y berkana, las equivalentes a H y B respectivamente, que son las iniciales del nombre de Harald Bluetooth.

Bluetooth
Formación logo Bluetooth
  • Runa Hagall (en nórdico antiguo): Se trata de una runa que representa la letra H en el futhark joven (el usado durante la Era Vikinga y que constaba de 16 runas) y en el futhorc (el alfabeto usado en el mundo frisio y anglosajón que constó de entre 29 y 33 símbolos). En el futhark antiguo, de 24 runas y usado en el periodo pre-vikingo en el mundo germano (entre los siglos II y VIII) habría sido la runa haglaz o hagalaz, en alfabeto gótico hagl y haek en anglosajón. Significaba granizo.Runa hagall
  • Runa Berkana, Bjarkan o bercano (nórdico antiguo): Es la runa que equivale a la letra B o P en el futhark joven cuyo significado es abedul. Berkanan en protonórdico, beorc en anglosajón y bairkan en alfabeto gótico. Su forma deriva de las letras de los antiguos alfabetos itálicos, como por ejemplo el etrusco y se considera la originaria o el prototipo de la letra B latina.

Runa Berkana

Bibliografía:

Sagas.

  • Heimskringla
  • Saga de los Jómsvíkings

Monografías.

  • HALL, Richard. El mundo de los vikingos. Ed. Akal Grandes Temas, Madrid, 2008.
  • PAGE, R.I. Runes. Ed. The British Museum, Londres, 2005.
  • SAWYER, Peter. The Oxford Ilustrated Histiory of the Vikings. Oxford University Press, Oxford, 1997.
  • VELASCO, Manuel. Breve historia de los vikingos. Ed. Nowtilus, Madrid, 2012.
Anuncios