El Rey Harald I y su padre
El Rey Harald I y su padre

Todos conocemos la figura histórica del vikingo Haraldr Hárfagri, Harald I de Noruega, apodado el de la Hermosa Cabellera, rey de Noruega desde el año 872 hasta 933 y considerado el artífice de la unificación de todo el territorio de Noruega. Pues bien, su apodo se debe, ni más ni menos, que a una promesa de amor hacia Gyða Eiriksdottir una legendaria reina consorte de la Noruega de finales del siglo IX, hija del rey de Hordaland – una de las regiones históricas de Noruega – Eiríkr Konungr á Hörðalandi. Según las Sagas, fue la primera reina de una Noruega unificada al casarse con Harald y esta unificación de Noruega pasa por una leyenda romántica; Harald era rey de una pequeña región de Noruega llamada Vestfold – igual que el padre de Gyða lo era de Hordaland – y envió a sus emisarios para pedir su mano. Parece ser que Gyða habría rechazado tal proposición debido a la falta de poder que Harald tenía sobre el conjunto de regiones noruegas, pero lejos de darse por vencido, Harald siguió insistiendo y juró no cortarse la melena hasta convertirse en rey de toda Noruega, cosa que pasó diez años después, momento en el que Gyða aceptó su propuesta de matrimonio terminando de unir los territorios de su padre a los de su esposo. Fue entonces cuando se cortó el cabello, en la localidad de Averǿy, donde el jarl Rongvald Eysteinsson lo apodó “el de la hermosa cabellera”.

Bibliografía:

  • SAWYER, Peter. Kings and Vikings: Scandinavia and Europe, A.D. 700-1100. Routledge, Estocolmo, 1985.
  • SAWYER, Peter. The Oxford Ilustrated Histiory of the Vikings. Oxford University Press, Oxford, 1997.SAWYER, Peter. The Oxford Ilustrated Histiory of the Vikings. Oxford University Press, Oxford, 1997.

  • Heimskringla,The Chronicle of the Kings of Norway
Anuncios