Aunque Ostara no es una festividad estrictamente vikinga, ya sabéis que a mí me encanta todo el mundo pagano, por lo que he querido rescatar para la ocasión este artículo que escribí el año pasado para otro blog y que ya no estaba disponible (y me daba cierta pena dejarlo olvidado). De modo que aprovecho que el sábado 21 de Marzo se celebraba Ostara para contaros qué es.

Ostara 1884 por Johannes Gehrts.
Ostara 1884 por Johannes Gehrts.

Una de las características de las religiones paganas es su estrecha vinculación con los fenómenos naturales, con la naturaleza. Ese vínculo indisoluble entre vida, muerte y regeneración y, especialmente, esos pasos que llevan de un estado a otro. Hablemos del paganismo que hablemos (celta, escandinavo, eslavo, el que queramos) sólo con investigar un poco seremos conscientes de ello y veremos que la mayoría de las festividades que se celebraron en el mundo pagano – al igual que la mayoría de sus dioses – tienen algo que ver con la naturaleza y ese ciclo vital del que hablábamos hace unas líneas. Y es que, ¿qué hay más lógico que celebrar, admirar, venerar y temer a lo que nos rodea y vemos cada día? Los paganos de épocas pasadas tal vez no comprendían el porqué de todos estos fenómenos de la naturaleza y les buscaban sus propias explciaciones, pero sí sabían muy bien que debían estar a bien con ellos.

Las creencias paganas, especialmente ante la llegada de las religiones monoteístas, sufrieron un fuerte declive hasta, en muchos casos, terminar por desaparecer. Hoy en día – y desde hace algunas décadas – se vive un resurgir de estas tradiciones y religiones paganas ancestrales en eso que conocemos como neopaganismo. Y una de las formas de neopaganismo es lo que conocemos como Ásatrú, literalmente, Fiel o Leal a los Dioses Æsir – los dioses escandinavos – . Se trata de la recreación y unificación moderna de la herencia pagana del centro y norte de Europa, de lo que habría sido el mundo escandinavo/germano y la mitología y tradiciones escandinavas/germanas. Actualmente está reconocida de forma oficial por Islandia, Dinamarca, Suecia y España. Esta religión también es conocida como Norsk sed (tradición nórdica), Forn sed (antigua tradición), Vor Sed (nuestra tradición) y Odinismo. El Teodismo (Teodish o fe anglosajona) y Vanatrú (culto a los dioses Vanir, la otra clase de dioses escandinavos), son interpretaciones de Ásatrú o próximas a su liturgia y el neopaganismo germano en general.

El calendario de festividades y fechas remarcables Ásatrú es muy amplio y algunas son compartidas con el wiccanismo; La wicca es una religión neopagana, desarrollada en Inglaterra durante la primera mitad del siglo XX y popularizada en la década de 1950- 1960 por Gerald Gardner, quien la llamó el “culto de brujas y brujerías” y denominó a sus seguidores “la Wicca”. No me quiero extender con ello, de modo que si queréis saber más, pinchad aquí.

Ostara.

Hoy vamos a hablar de Ostara, una festividad que comparten Ásatrú y Wiccanismo y que se celebra precisamente hoy, 21 de Marzo y que tiene que ver con la llegada de la primavera y su equinoccio. En el hemisferio sur, Ostara se celebra alrededor del 23 de  Septiembre.

Ostara, antiguo inglés, Eostre, es el nombre de una antigua divinidad germánica de la primavera, cuyo primer antecedente documental procede del monje benedictino Beda el Venerable quien, en su libro historiográfico “De Temporum Ratione“, afirmaba que los anglosajones llamaban al mes de abril “eosturmonath“, en homenaje a una divinidad de ese nombre. Ēostre también se halla detrás del nombre de la Pascua en inglés: Easter

Etimológicamente, Ēostre deriva del proto-germánico *austrō, así como también de la raíz protoindoeuropea *aues-, que significa “brillar”. Es evidente el vínculo entre Eostre y la diosa griega del amanecer, Eos, la Aurora de los romanos. Se ha señalado también la relación de diosa germana de nombre Ostara, entre la “brillante” Ēostre y el viento del este, que es el “espíritu de la luz” llamado Austri, mencionado en la Edda en prosa.

Ostara es la diosa de la fertilidad asociada al comienzo de la primavera, es una diosa del amanecer o del despertar de las fuerzas germinativas. Guido von List afirmaba que Ostern era el festival del matrimonio del Dios Sol con la Diosa Tierra, concibiendo a Ostara como una representación de las fuerzas femeninas generadoras.

La Festividad de Ostara.

Ostara se entendía en la mitología nórdica como la bendición más brillante del año, en la cual se celebraba la victoria de Thor sobre los gigantes, del Sol sobre los lobos que lo perseguían, y del verano sobre el invierno. Era el festival de renovación, regocijo y fertilidad, aunque las fuerzas del invierno se encontraban aún presentes y habría que esperar aún un poco para su desaparición total.

Dentro del moderno neopaganismo, Ostara es una de las ocho grandes festividades neopaganas, precedida en la Wicca y la cultura Celta por las festividades de Imbolc y la Beltane, de las que hablaremos aquí cuando llegue su día. Hoy en día, igual que en tiempos pretéritos, está relacionada con rituales y fiestas diurnas que se celebran alrededor del equinoccio de primavera.

El Festival de Ostara marca el fin del invierno y el comienzo de la época del renacimiento, la primavera. Los escandinavos lo celebraban con un blót – un sacrificio – en honor de las diosas Frigg y Freya y el dios Frey, dioses asociados con la fertilidad. Hoy en día el blót es una comida de celebración y los wiccanos utilizan el término cakes and ale, que se traduce por tortas y cerveza, para celebrarlo.

Conejo y huevos de pascua. (http://newevolutiondesigns.com/20-hd-easter-wallpapers)
Conejo y huevos de pascua. (http://newevolutiondesigns.com/20-hd-easter-wallpapers)

Antiguamente regalar huevos coloreados a los amigos y seres queridos era una forma de desearles buenos deseos para la próxima estación, un ritual mágico de prosperidad y fertilidad. Esta costumbre ha sobrevivido en la festividad moderna de La Pascua, en inglés Easter, con los típicos huevos de pascua y el conejo, uno de los animales sagrados de la festividad de Eostre.

BIBLIOGRAFÍA.

  • GRIMM, Jacob, Deutsche Mythologie. 1835.
  • LECOUTEUX, Claude, Pequeño Diccionario de Mitología Germánica. 1995.
  • LIST, Guido von. Das Geheimnis der Runen. 1908.
  • MOGK, Eugen. Mitología Nórdica. 1932.