Patxi Lanceros - El destino de los dioses (2001)
Patxi Lanceros – El destino de los dioses (2001)

Hoy os traigo uno de mis libros favoritos. No es un libro sencillo, no es un manual y, a lo mejor, no resulta un libro sencillo de leer si primero no se conocen bien las fuentes de la mitología nórdica (Eddas, Sagas, Saxo Gramático…) o se ha leído algún manual de mitología nórdica, tipo los que aquí os presenté en su día. Sin embargo, una vez hecha la tarea de conocer a fondo la mitología, es un libro maravilloso para debatir y filosofar sobre ella.

Patxi no nos enseña quiénes fueron los dioses de los vikingos, o qué fue el Ragnarok. Patxi Lanceros lo investiga, lo analiza. Como bien dice la web Un Libro al Día “Tiene muy en cuenta el debate de los expertos sobre las cuestiones más problemáticas y aporta sus propias soluciones, originales y acertadas. Partiendo siempre del presupuesto hermenéutico de que las mitologías presentan una consistencia interna, se proponen elegantes salidas a los interminables debates sobre las figuras de Balder y Loki, por ejemplo. Desechando el método que busca la presencia de otros mitologemas en las figuras de estos dioses (lo que los convierte en una especie de puzzle de divinidades con los más diversos orígenes y funciones), Lanceros los interpreta como el dios simbólico y el diabólico, respectivamente, en el sentido etimológico de “el que une” y “el que separa”.

Ficha técnica.

  • Título: El destino de los dioses. Interpretación de la mitología nórdica.
  • Autor: Patxi Lanceros.
  • Editorial: Trotta – Paradigmas.
  • ISBN: 9788481644463
  • Páginas: 168 págs.
  • Año edición: 2001

El autor – Patxi Lanceros

Bilbao, 1962. Es profesor de Filosofía Política y de Teorías de la Cultura en la Universidad de Deusto (Bilbao). Colaborador habitual de diversas revistas y publicaciones periódicas, entre sus libros destacan: La modernidad cansada (1994), Avatares del hombre: el pensamiento de Michel Focault (1996), La herida trágica (1997), Diccionario de Hermenéutica (2001), Identidades culturales (1997), Verdades frágiles, mentiras útiles (2000).

Contraportada

“Estudiar las mitologías es penetrar en el universo imaginario que constituye el eje y centro de las culturas. El presente estudio, sirviéndose de los métodos de la hermenáutica simbólica, interpreta el universo mitológico germano-escandinavo tanto en lo que tiene de característico, como en lo que comparte con otras cosmovisiones. La localización y comparación de estructuras comunes permite así descubrir los rasgos específicos de la mitología nórdica y profundizar en sus referentes de sentido. Aunque existían ya traducciones al castellano tanto de los textos mitológicos escandinavos como de la épica germánica y anglosajona, hasta el momento no se había estudiado en profundidad su legado. Nos encontramos, pues, ante la primera investigación rigurosa en este campo existente en nuestro idioma.”

Descripción interior del libro.

Las mitologías son los relatos fundacionales y fundamentales de las culturas. En ellas, en su aventura, en los episodios de su leyenda, se exponen formas de ser y de pensar, formas de actuar. La memoria de las relaciones que el hombre ha mantenido consigo mismo y con la sociedad, con la naturaleza y con los dioses, se puede investigar en los relatos que componen el legado mitológico. Enclaves de sentido, visiones del mundo: fragmentos de la vasta leyenda humana confiada a la transmisión oral y a la escritura, al texto, al relato.

El destino de los dioses traduce el término islandés “Ragnarök”: es el precipitado de la fe delos hombres – y mujeres – que, durante siglos, poblaron la Europa septentrional, los hombres del norte.

Esa expresión condensa una leyenda que en este libro se trata de interpretar. En ella se dan cita los motivos centrales de las mitologías indoeuropeas, y se organizan en un relato tenso, apasionante, en el que el destino – el destino de los dioses, y con ellos el destino del mundo y el destino humano – cobra un especial protagonismo.

Interpretar la mitología nórdica no es un ejercicio de erudición: es investigar un legado imaginario que ha dejado sus huellas en nuestra propia autocomprensión. Para nosotros, moderno o postmodernos, reflexivos, postradicionales, el encuentro de las mitologías es una exigencia arqueológica, una interrogación a las imágenes de sentido – y símbolos – que nos han acompañado en nuestra aventura de pensamiento y acción.

Anuncios