Tolkien

Ayer 14 de septiembre de 2015 La2 de TVE emitía el documental “Tolkien, las palabras, los mundos” y me resultó tan interesante que hoy os lo traigo por aquí, para aquellos que no pudisteis verlo o lo cazasteis empezado. ¿Y por qué os lo traigo a esta página dedicada a los vikingos? Pues porque, como muchos sabéis, la obra de Tolkien estuvo fuertemente inspirada por – entre otras – la mitología nórdica. ¿Os parece que le dediquemos alguna entrada enel blog al tema? Lamentablemente, el enlace sólo estará disponible en la web de RTVE hasta el día 21 de septiembre de 2015, por lo que si alguien lo encuentra en otro formato, que me lo haga llegar.

Para verlo, pinchad aquí.

J RR Tolkien
J RR Tolkien

¿Cuál fue la inspiración para crear la Tierra Media y toda una mitología? Muchos son los que conocen la Tierra Media y las distintas razas y pueblos que en ella habitan: hombres, hobbits, magos, elfos, enanos, orcos, ents… Pero, ¿quién fue ese apacible hombre, de cuya mente salieron increíbles creaciones como El Señor de los Anillos, El hobbit o El Silmarillion?

Una mitología del siglo XX

Para mucha gente, el escritor John Ronald Reuel Tolkien (1892 – 1973) es por encima de todo el autor de El Señor de los Anillos, la trilogía literaria que fue llevada a la gran pantalla por el director y productor Peter Jackson. Pero lo que se desconoce es que esta exitosa novela es sólo la punta del iceberg: Tolkien dejó una obra gigantesca, en parte inacabada, en una tentativa sin precedentes de crear él solo una mitología coherente en pleno siglo XX.

El documental retrocede hasta los orígenes de su enorme creación, en un intento de encontrar sus fuentes de inspiración, a la vez que se descubre la sorprendente personalidad del autor: ¿quién fue ese profesor de lengua y literatura medieval de la Universidad de Oxford, de apariencia tranquila, pero con una impresionante riqueza interior?

J R R TolkienUn niño soñador, un filólogo meticuloso

Erudito de la lengua y de la literatura del ámbito anglosajón y del norte medieval europeo, Tolkien era ante todo, un filólogo: amaba las palabras, su sonido, sus formas, que le evocaban mundos míticos. Su pasión por los idiomas comenzó en su temprana juventud, con ocho o nueve años de edad, cuando se deleitaba con el sonido del latín pronunciado por su madre o se entretenía con su prima Mary inventando sus propias lenguas, como el “animálico” o el “nevbosh” (‘nuevo disparate’). Algo más tarde creó el “naffarin” (basado en el español que aprendía con la ayuda del padre Morgan) y después descubrió el gótico, el galés y el finlandés, base de sus grandes creaciones: el “sindarin”, la lengua de los sindar, y el “quenya”, la lengua de los noldor (dos clanes élficos).

Su carrera académica y su producción literaria eran, por lo tanto, inseparables de su amor por el lenguaje y la filología: Lo primero que concibió fueron las diversas lenguas, y sólo después creó razas y pueblos que habrían de hablar esos idiomas.

J R R Tolkien

Una conexión entre realidad y mundos posibles

Lo que la gente desconoce es hasta qué punto, la obra y la vida de Tolkien se relacionan mutuamente, como un juego visual entre dos espejos: leer sus libros ayuda a descubrir matices de su vida, de la misma forma que el conocimiento de sus ochenta y un años de vida iluminan los rincones oscuros de la Tierra Media.

A lo largo de este fantástico documental, Simon Bàckes revela toda la psicología de un hombre complejo: el creador de un mundo completo, imaginario pero real, que con la sola fuerza de las palabras ha logrado imponer un poco de magia en el corazón de un siglo XX particularmente desencantado.

Texto y fotografías originales: Web RTVE

Anuncios