VitS-Angry-Vikings
Vikingos muy enfadados porque no pueden ir de vacaciones a Escocia (me vais a permitir la broma). Créditos: http://weeklyreview.ca/wp-content/uploads/2014/06/VitS-Angry-Vikings.jpg

La Historia está llena de leyes —algunas, en ocasiones, ciertamente absurdas y desactualizadas— que nadie se ha molestado en abolir o derogar. El tiempo va pasando, ya no son necesarias, nos olvidamos de ellas… pero ahí siguen. Y pueden llegar a ser un problema, según cómo se miren y cómo de enserio nos las tomemos.

Y esto es lo que les ha pasado a los escoceses, quienes estos días atrás han requerido al primer ministro británico, David Cameron, que derogue una ley que impide a los vikingos visitar el nordeste de Escocia. Tal y como lo leéis.

Esta petición se ha llevado a cabo justo antes de que llegue a Escocia una delegación de vikingos que han sido invitados este año al Scottish Traditional Boat Festival, en Portsoy. Y claro, los organizadores del evento se han encontrado con un pequeño problema, que los hombres del norte no son bien recibidos en esas tierras desde hace siglos.

La ley que desterró a los vikingos del nordeste de Escocia se firmó a principios del siglo XI, tras una violenta batalla entre los vikingos del rey Malcolm II (Máel Coluim mac Cináeda, 980 – 1034) y los nativos del nordeste de Escocia. Las bajas que ocasionó la batalla en ambos bandos fueron tan abundantes que se firmó un tratado de paz que incluía la evacuación de los vikingos de la zona. Y esta ley jamás ha sido derogada.

Si no se deroga esta ley, los organizadores del festival temen que puedan verse obligados a expulsar a los vikingos procedentes de la Up Helly Aa Jarl Squad (en las Islas Hébridas), cuya visita ya se ha anunciado como uno de los principales atractivos del evento de este año bajo el lema «los vikingos están llegando».

En una carta que ha enviado Roger Goodyear —presidente del festival— al primer ministro, este ha expresado que «no hemos encontrado evidencias que sugieran que este destierro haya sido revocado, de modo que parece ser que los vikingos aún tienen prohibido entrar en estas tierras. Visitantes de todas partes del mundo vienen a nuestro festival, incluyendo gente de Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega. En vez de que nuestros visitantes vikingos puedan ser detenidos o encarcelados, queremos darles una calurosa y amistosa bienvenida, y asegurarnos de que disfrutan de lo mejor de la hospitalidad escocesa […]».

La vigesimotercera edición del festival tendrá lugar los días 25 y 26 de junio del 2016 y es uno de los eventos más señalados del calendario turístico escocés, ya que llega a reunir a más de 18 000 personas, muchos de ellos de allende los mares. ¿Podrán desembarcar los vikingos sin problemas?

Si queréis leer la carta completa que le han escrito a David Cameron, podéis hacerlo desde su propia web, pinchando aquí.

Anuncios