Aunque parezca mentira, este pequeño trozo de tierra que podéis ver en la imagen representa uno de los hallazgos más importantes realizados en la fortaleza circular danesa de Borgring o Borrering. Se extrajo de la zona que hay alrededor de una de las cuatro puertas de la fortaleza y contiene los restos de una colección de herramientas, dentro de lo que, aparentemente, en su día fue una caja de herramientas… vikinga.

Esta caja es la primera evidencia directa que poseemos de que hubo gente viviendo en la fortaleza, y sólo ha habido unos pocos descubrimientos similares en todo el mundo hasta la fecha.

ScienceNordic (la fuente original de este artículo) pudo acompañar a la arqueóloga Nanna Holm en la excavación de esta caja de herramientas, abierta por primera vez en 1000 años. Y eso es lo que podemos ver en el vídeo.

Escaneando las herramientas en el hospital

Cerca de la puerta este de la fortaleza un par de arqueólogos aficionados realizaron el hallazgo utilizando un detector de metales y rápidamente llamó la atención de Holm y sus colegas. En palabras de ella misma «podíamos ver que había algo en las capas de tierra alrededor de la puerta este. Si la señal hubiese provenido de las capas superiores, podría haberse tratado de una reja de arado corriente, pero provenía de las capas más ‘emocionantes’. Así que lo excavamos y pedimos prestado al hospital local su escáner».

En el hospital las sospechas se tornaron correctas, y descubrieron una gran colección de hierro que se identificaron como herramientas. A pesar de que la caja en sí desapareció tiempo atrás —la madera es un material orgánico y que se pudre con el tiempo— se sobreentiende su existencia por la propia colocación de los objetos, que no parece en absoluto aleatoria.

Primera evidencia directa de la vida cotidiana en la fortaleza

Las colecciones de herramientas de época vikinga son excepcionalmente raras. El hierro era un material muy valioso para los vikingos, y si alguien hubiese descubierto herramientas ‘desechadas’ las habría fundido para reconvertirlas en otras cosas, dice Holm.

«La caja de herramientas es la primera evidencia directa de vida cotidiana que hemos hallado alrededor de la fortaleza. Estoy muy emocionada por poder ver más de cerca estos objetos y poder comprender mejor de qué tipo de artesano estamos hablando».

Los escáneres revelaron que la caja de herramientas probablemente contenía algunos barrenos y una plancha que los vikingos utilizaban para confeccionar brazaletes de alambre fino. Los barrenos se utilizaban para realizar agujeros en la madera.

«Mi primera impresión es que esto son las herramientas de un carpintero», dice Holm.

Una puerta reutilizada tras un incendio

El lugar en el que se ha hallado la caja de herramientas  —al este de la fortaleza— es, además, interesante en sí mismo. Pudo haber sido colocada allí después de un gran incendio que arrasó las puertas este y norte hacia la segunda mitad del siglo X. Los arqueólogos ya habían descubierto previamente evidencias de un incendio en el lugar y parece que la zona fue habitada tras el suceso, ya que entonces se colocó un piso/suelo dentro de la puerta.

«En este momento estamos tratando de averiguar si [la casa de la puerta] se utilizó como vivienda como un taller una vez construida la fortaleza», explica Holm. Actualmente los arqueólogos creen que el foso y la puerta este se construyeron durante la segunda mitad del siglo X, más o menos la época por la que también debió arder, aunque el fuego no fue suficiente para causar un derrumbe.

«Parece que el fuego fue controlado antes de que se extendiera, y luego colocaron dos capas de arcilla dentro de la puerta», dice Holm. «En cada capa encontramos un hogar, así como la caja de herramientas en la capa más reciente».

La caja de herramientas estaba bien enterrada

Aparentemente los artesanos vivían bastante bien, ya utilizasen la puerta como vivienda o como taller. Era una zona de entre 30 y 40 metros cuadrados y tenía su propio hogar y, por supuesto, las valiosas herramientas de hierro.

Entonces,  ¿por qué abandonar el lugar y la caja de herramientas? Tal vez porque en algún momento posterior la puerta sí se derrumbó, dice Holm.

«Encontramos las herramientas debajo de los postes, así que hay alguna evidencia de que la puerta se derrumbó, y probablemente ocurrió porque estos estaban podridos, viejos o eran ya inestables. Solo descubrimos el contorno de los postes, lo que sugiere que el resto, simplemente, se pudrió, y las herramientas quedaron enterradas hasta ahora».

Una caja con 14 herramientas vikingas

La excavación de la zona llevó dos días y finalmente se descrubrieron restos de catorce objetos, algunos de los cuales se vieron rápidamente con el escáner, como los barrenos y la plancha, pero otros se hallaron en muy malas condiciones o contenían muy poco hierro como para aparecer en la pantalla.

«Estoy muy contenta de haber encontrado tantos objetos en un espacio tan pequeño. Es emocionante ver que en realidad hay muchas más cosas de las que pudimos ver en la exposición. Sin embargo, esperaba que los objetos no estuviesen tan corroídos, lo que me hubiese permitido decir lo que es cada uno con mayor certeza».

Los rayos X darán más respuestas

tomografia-computarizada-caja-herramientas-vikinga

El siguiente paso será realizar una radiografía de los objetos en la caja de herramientas, y esto debería ayudar a Holm a resolver el misterio de lo que son cada uno de los objetos en realidad. «Por ejemplo, parece que uno de los barrenos podría ser, de hecho, un par de pizas o alicates».

Los estudios continuarán durante varias semanas; los arqueólogos están investigando los objetos de forma individual mientras ponen el máximo cuidado en preservarlos para que puedan ser exhibidos el próximo año. «No parecen gran cosa ahora mismo, pero los restauradores son personas con gran talento, y cuando terminen con ellos, estarán listos para exponerse».

.

Artículo, fotos y vídeo originales: http://sciencenordic.com/archaeologists-discover-viking-toolbox

Anuncios