A
Foto de Laia San José Beltrán: https://www.instagram.com/ele_de_lis/

En la cámara funeraria del barco de Oseberg, que os enseñé hace un par de días, se hallaron cuatro cabezas de animales talladas (otra más en la cubierta), de una calidad única. Cuatro pueden contemplarse en el Museo de los Barcos Vikingos de Oslo (que es donde hice esta foto que hoy os enseño) y una de ellas, debido a su estado de conservación, permanece guardada en el almacén del museo.

Son de una calidad excepcional y de gran dificultad incluso para un tallador experimentado. Quienquiera que las hiciese ya escogió un trozo de madera curvado de forma natural para que fuese más sencillo y no está claro que las tallase la misma persona ya que son bastante distintas entre sí. Dos de ellas, además, están adornadas con remaches de plata.

¿Para qué se usaban?

No se sabe con certeza qué adornaron o para qué se utilizaron estas cabezas de animales. En la base del cuello tienen una manija de unos 50cm de largo, que podría haber servido para fijarlos en alguna pared, un trono o algún tipo de superficie que desconocemos.


Fotografía:

Fuente:

Anuncios